Si quieres compartir esta entrada...
Versión castellana y catalana de la guía.

Soy un coleccionista de libros y películas de Venecia, como habréis podido deducir y leer en una entrada anterior: El libro, el librero y el invitado. Pero desde luego no estoy tan loco ni sobrado de dinero como para gastar entre 100 y 250 euros en una guía de viajes de 2008 que alguien pretende cobrar. Estos son los precios que acabo de ver en las webs de La Casa del Libro y en Amazon por la titulada ‘Paseos por Venecia con Guido Brunetti’ (2008).

Claro que poner al famoso comisario de policía de Donna Leon en portada como reclamo para sus seguidores puede influir para que algún aprovechado quiera sacar tajada de un título agotado en castellano. Sobre todo si eres aficionado a esa saga policial y si la propia novelista le escribe el prólogo a su autora, Toni Sepeda.

Mapa de uno de los itinararios del libro.

Pero vayamos por partes. Primero, la guía. ‘Paseos por Venecia’ ofrece un detallado resumen de los lugares por los que pasa Guido Brunetti en sus diferentes casos: desde la casa donde vive con su esposa, Paola, y sus hijos, hasta donde va a comprar y dónde se sitúan la comisaría y los escenarios donde ocurren los crímenes. Para ello, la (más bien pobre) literatura de Sepeda se apoya en fragmentos de texto de las propias novelas.

El libro se divide en una docena de itinerarios por los sestieri de la ciudad de los canales, a los que se añade uno más, muy breve, dedicado a las islas de la laguna. Incluye un mapa en color, con una tipografía excesivamente pequeña, y mapas en blanco y negro de los distritos al inicio de cada ruta. Son cartografías a doble página, pero poco fáciles de leer.

Ediciones en inglés y alemán de la guía.

Las anotaciones en el texto, mediante letras, números y asteriscos, ayudan al lector a situar las calles, plazas, cafés y restaurantes donde por donde se mueve el comisario y se toma un café o come algo sin sentarse. Estos son algunos de los mejores detalles de la guía, exclusivamente para fans de Donna Leon, que apadrinó a su amiga como la «única guía autorizada» para mostrar a grupos de turistas los itinerarios de sus novelas.

Dado que el ejemplar en castellano que pretendía comprar era tan caro, opté por solicitarlo en la Biblioteca de mi barrio, la opción más válida frente a aprovechados que pretenden hacer negocio: quiero señalar que su precio original era de 17€. Y existen versiones en catalán, francés, inglés y alemán mucho más asequibles, entre 18€ y 30€.

Toni Sepeda en Venecia y con su marido, Craig.

La autora, Toni Sepeda, no tiene la culpa del despropósito, claro está. Nacida en el sur de California en 1942 y viajera incansable, residió en Italia y Turquía desde los años 80. Fue profesora de Literatura e Historia del Arte en la delegación noritaliana de la Universidad de Maryland, la misma en la que trabajaba Donna Leon. Allí se conocieron y se hicieron amigas. Más tarde, la novelista dedicó una de sus novelas a Sepeda y a su marido, Craig.

Esta pareja de estadounidenses es la protagonista del otro ameno libro que he encontrado escrito por Sepeda: ‘In life with a view: A turkish quest‘ (‘En la vida con vistas: una búsqueda turca’), que narra cómo les fascinó la costa turca del Mar Negro, en cuyo litoral decidieron construir una casa con vistas al mar.

Haciendo paralelismos con las leyendas de los héroes que poblaron aquella zona (Ulises, Jasón, Jenofonte), ella detalla con humor sus dificultades para instalarse y superar problemas como lograr tener luz y agua para su nuevo hogar. Un proceso que se llegó a alargar diez años, mientras el matrimonio residía cerca de Venecia.

Según publica la editorial suiza Diogenes Verlag en el perfil de la autora, Sepeda habría falleció en el año 2020, pero no he encontrado noticia alguna que me lo confirme.