Si quieres compartir esta entrada...

Hoy tendría que estar paseando por Venecia, pero por diversos motivos que no os puedo explicar por ahora, finalmente no he podido viajar a la ciudad de los canales. Para compensaros y, al mismo tiempo, curarme de la nostalgia, os quiero mostrar una serie de imágenes venecianas que no había publicado anteriormente.

Son detalles que me he ido encontrando durante mis paseos por la ciudad italiana y que me apetecía enseñároslas ahora para que las podáis apreciar. Desde el gondolero que ayuda a una chica a subir a su barca a la patadita que da otro colega suyo para enderezar la góndola tras un giro.

También, los detalles de un par de góndolas, de la cola del dragón situado a los pies de san Teodoro (que no san Jorge, como mucha gente piensa) y de la cabeza y ala del león de san Marcos. O el señor atándose un zapato en un pozo veneciano. Y esas palomas en una fuente, aquella gaviota sobre una bricola (poste de amarre), la ropa tendida en un viejo edificio, en un canal cualquiera…

La figura del chiquillo con una rana en la mano que estuvo situada durante cuatro años en la Punta della Dogana, en la confluencia del Gran Canal y el Canal de la Giudecca, frente a la isla de San Giorgio Maggiore, corresponde a ‘Boy with frog’ (2009), una pieza escultórica de Charles Ray que finalmente fue retirada de su emplazamiento ya que los venecianos no la vieron con buenos ojos. Creo recordar que formaba parte de una amplia muestra de arte contemporáneo del Palazzo Grassi, una de las dos sedes de la colección de millonario François Pinault.