Si quieres compartir esta entrada...

Se cumplen ahora dos años, cuando el 25 de febrero de 2020 se detectó en Barcelona uno de los primeros casos de covid-19, una chica italiana residente en la ciudad condal, que había viajado unos días antes a Milán y Bérgamo. Un mes antes, yo había estado en Venecia para preparar la que sería mi guía de la ciudad de los canales para Ecos Travel Books, publicada ese verano y actualizada en 2021.

Resulta que hoy me lo han recordado en una red social (el automatismo típico de Facebook) mediante un par de fotografías de aquel momento, correspondientes al Campo San Barnaba y a su canal anexo, el Rio San Barnaba, uno de los lugares más conocidos como escenarios de varias películas. Os cito aquí las tres más famosas.

La primera y mi favorita (echad una ojeada a la portad de mi libro ‘Venecia de cine‘) es ‘Locuras de verano‘ (1955), de David Lean, en la escena en la que la maravillosa Katharine Hepburn intenta hacer una foto de la tienda de antigüedades de Rossano Brazzi y termina por caer a las aguas del canal. Al fondo se ve, casi en el mismo lugar donde sigue instalada ahora, una de las pocas barcas de venta de fruta y verdura que aún hay en la ciudad, la del señor Fabio Caregnato.

La plaza también aparece en ‘Indiana Jones y la última cruzada‘ (1989), de Steven Spielberg: era la biblioteca donde Henry Jones senior desapareció mientras buscaba pistas del Santo Grial. Allí dentro les conduce la bella Elsa Schneider (Alison Doody) a Indiana Jones (Harrison Ford) y a su amigo Marcus Brody (Denholm Elliott). Indy y la doctora acabarían saliendo de allí… ¡por una alcantarilla!

Y finalmente, en ‘Italian job‘ (2003), la película de F. Gary Grey en la que un grupo de ladrones especializados logran birlar y llevarse un cargamento de lingotes de oro de un palacete veneciano. En una de las primeras escenas, el rapero y actor estadounidense Mos Def, bien abrigado con gorro y guantes, lee un libro mientras espera a sus compinches junto al Rio San Barnaba. Por detrás se le acerca Jason Statham, que le pregunta qué es lo que está leyendo. “Leonardo da Vinci. Arquitecto, ingeniero, pintor”, contesta el primero.

La respuesta no puede ser más adecuada, ya que en la iglesia desacralizada de San Barnaba se exhibe una muestra permanente dedicada a ese genio del Renacimiento italiano. En esos días de enero de 2020 estuve en el templo para ver la exposición, que incluye reproducciones de las famosas máquinas e inventos de Leonardo Da Vinci, y entrevisté a su director.

Pero esto os lo explicaré en otra entrada.